fbpx

Una las complicaciones que se asocian sobre los efectos de las tintas de tatuajes son las infecciones tanto cutáneas como sistémicas, debido a la ruptura de la barrera epidérmica, reacciones inflamatorias agudas y crónicas, la aparición de tumores benignos y malignos sobre áreas tatuadas o el brote de ciertas dermatosis.

Los colores más utilizados para tatuar son el negro y el rojo, en el color rojo hay mayor incidencia de efectos adversos, por lo que apoya la relación casual de que los componentes de la tinta sean los responsables de, al menos, muchos de ellos.

Además, existe una diferencia entre lesiones aparecidas en distintos colores, entre tumores cutáneos los tipos histopatológicos se agrupan según el color oscuro o rojo de la tinta, también en este color se presentan reacciones de hipersensibilidad.

La mayor parte de los efectos adversos son leves; pero en una encuesta nacional de países germanos reveló que el 6% de los pacientes presenta picor, escozor, pápulas, pequeños nódulos, eritema, de manera crónica. Otros presentaban quemazón y picor en la zona del tatuaje al exponerse a la radiación solar.

Las infecciones que se presentan en los tatuajes pueden deberse a la contaminación de las tintas o la ausencia de unos cuidados posteriores; algunos fabricantes de tintas han propuesto eliminar el alcohol y otros conservantes para disminuir las reacciones adversas, pero esto aumentaría el riesgo de contaminación microbiológica.

La realización de un tatuaje supone un factor de riesgo conocido para la adquisición de infección por virus de la hepatitis B.

Las reacciones inflamatorias agudas aparecen inmediatamente como: enrojecimiento, edema y dolor en la zona, duran de una a dos semanas, pero no requieren habitualmente actuación médica.

Las reacciones retardadas aparecen semanas o años después.

Las reacciones pseudolinfomatosas son benignas y aparecen asociadas fundamentalmente al pigmento rojo, pero también al verde y al azul. Otra lesión benigna es la hiperplasia pseudoepiteliomatosa cuya importancia reside en la dificultad para diferenciarlo de las auténticas neoplasias cutáneas como el carcinoma escamoso o el queratoacantoma.

El fenómeno de Koebner que consiste en el desarrollo de lesiones de ciertas dermatosis tras un traumatismo, se da en pacientes con psoriais, sarcoidosis o lupus eritematoso cutáneo y puede ocurrir tras la realización del tatuaje.

Actualmente la causa de aparición de tumores se desconoce; si existe una relación entre el tatuado y el cáncer de piel, la carcinogénesis es probable que sea resultado de un proceso multifactorial.

La mayoría de los carcinomas de células basales (BCC) y melanomas (MM) ocurrieron el los tatuajes negros, azul oscuro y otros tatuajes de colores oscuros, mientras que los carcinomas de células escamosas (SCC), los queratoacantomas (KA) y las hiperplasias pseudoepiteliomatosas benignas se desarrollan en los tatuajes de color rojo.

En el caso de cáncer reportado por tatuajes, puede deberse a que el cáncer de piel es más frecuente en las personas jóvenes, o a que las tintas utilizadas actualmente son desde el punto de vista toxicológico, menos seguras que las antiguas a pesar de que estas contenían sales minerales como el mercurio.

Visita nuestra página de facebook.
Si quieres un tatuaje puedes reservar una cita desde aquí