fbpx

Para entender las infecciones en los tatuajes, se debe considerar que un tatuaje corresponde una herida abierta y como cualquier herida, existe la posibilidad de que se infecte, no es muy común, pero puede ocurrir, por esta razón vamos hablar sobre la importancia de la higiene rigurosa que debemos mantener en nuestro nuevo tatuaje.

Pueden ser muchas las causas por las que tu tatuaje puede infectarse. Todas son evitables, por lo que debes prestar mucha atención para mantener el tatuaje lejos de ellas.

Las infecciones más comunes en los tatuajes son:

El contacto con nuestra mascota: el rozamiento con el pelo de los animales puede ser el principal motivo de infección. Este contacto puede ser directo o provocado tras acariciar a nuestra mascota y llevarnos las manos al tatuaje. Lo que resulta fácil para que la piel pueda sufrir la contaminación de algún microorganismo patógeno.

Por lo tanto, una recomendación es evitar el contacto directo con tu mascota y si lo haces, no olvides lavar tus manos con jabón.

Viajar, es otra de las principales causas de infección, al viajar nos exponemos al contacto con muchas fuentes de infección, ya sea por reposar en el apoyabrazos del transporte, o por rozar cualquier lugar sucio y contaminado y después tocar nuestro tatuaje. Si vas a realizar un viaje mientras tienes un tatuaje recién hecho debes mantenerlo protegido y no lo descuides en ningún momento

Tatuarte en una zona muy expuesta o donde vaya a tener mucho roce: en este caso una zona complicada de proteger es el empeine del pie por el roce con el calcetín y las zapatillas o zapatos que pueden estar contaminados.

  • Usar exceso de crema de curación: esto hará que el tatuaje no respire bien, esté muy húmedo y se caliente, este ambiente es preferido por las bacterias para desarrollarse.
  • Bañarse en el agua del mar: el agua del mar contiene millones de bacterias por lo que no es recomendable ponerlas en contacto con una piel vulnerable como es la piel recién tatuada.
  • Retirar piel muerta y costras de tu tatuaje: durante el proceso de curado del tatuaje se formarán costras y el tatuaje se pelará eliminando la piel muerta, debemos dejar que este proceso se realice de forma natural sin la intervención de nosotros.
  • El estudio donde te realizaste el tatuaje: hoy en día es algo poco habitual la posibilidad de infectarse en el estudio, de todas maneras, se debe comprobar si el lugar donde te vas a realizar el tatuaje sea un estudio profesional con artistas experimentados, tener en cuenta que la higiene, el material desechable, etc.

¿Cómo se pronuncia un tatuaje infectado?

A partir del segundo día desde que te hiciste el tatuaje, los síntomas de infección empezarán a aparecer.

Presentará un color rojo por los alrededores y el tatuaje dolerá cuando lo toques, se formará un relieve en la zona tatuada y se expulsará la tinta, probablemente puede generar pus y tornar de un color blanquecino. Además, puede aparecer algunas burbujas sobre todo si el área infectada es grande. Empezará a ponerse caliente (hay que tener en cuenta que todos los tatuajes recién hechos tienden a tener unas décimas de fiebre, pero en este caso tendrá varios grados) su aspecto no será saludable, toda la zona se inflamará y presentará picazón abundante.

Recomendaciones para curar los tatuajes infectados

Lo recomendable es realizarse una valoración médica sobre el estado del tatuaje, de hecho, se debe seguir en lo posible todas sus recomendaciones 

El uso de cremas para curación reestablecerá la herida, lo ideal sería suspenderla; en este caso se recomienda usar pomada que sea cicatrizante y desinfectante al mismo tiempo,

Lavar con frecuencia el tatuaje no olvidar secarlo suavemente con papel de cocina; hay que tener paciencia y el tatuaje mejorará en poco tiempo.

Visita nuestra página de facebook.
Si quieres un tatuaje puedes reservar una cita desde aquí