fbpx

Neotradicional

El tatuaje neotradicional surge a partir del old school, muy popular a partir de los años 50. Es natural que los artistas modernos desarrollen la técnica y traten de aportar nuevas ideas al género. Este estilo es muy leal a su predecesor, como se aprecia en sus vivos colores y las líneas negras gruesas, pero aportan frescura al género dando a sus diseños más volumen gracias a los degradados, el uso del blanco y temas más variados que los del tatuaje tradicional.

Realismo

Si el tatuaje parece una fotografía seguramente se trate de un tatuaje realista. La finalidad de este estilo es tratar de imitar lo mejor posible la realidad, trabajando con mucho cuidado los pequeños detalles. ¿Y dónde destaca bien esta técnica? En retratos y primeros planos en zonas planas y de gran tamaño. Este tipo de trabajo lleva mucho tiempo y, si quieres lucir un gran trabajo, hazte a la idea de que serán muchas horas y que cubrirá buena parte de tu piel. Será duro, pero seguro que merecerá la pena.

Blackwork

Los tatuajes en negro o blackwork, como su nombre lo indica, usan tinta negra para cubrir fragmentos de piel enteros con ese color. A su vez, mezclan este efecto “pintado de negro” con figuras geométricas complejas, centrándose en el flujo del diseño y del cuerpo. Algunos lo llaman neotribal porque muchas veces toman figuras tradicionales polinesias y las mezclan con artes visuales, más modernas.

Este estilo se puso de moda en los últimos años y es una buena alternativa para quienes quieran taparse un tatuaje que ya no les guste tanto (como hizo Candelaria Tinelli).

New school

Si los tatuajes tradicionales están en un extremo, los new school están en el otro. Este estilo tiene colores brillantes en una gama de variedad amplísima (una cachetada de color, bah), mucho contraste, degradados, sombras y efectos de volumen. Su inspiración principal es la estética graffiti. Entre sus diseños destaca lo contemporáneo y fantástico. Sin embargo, usan las líneas gruesas negras para delimitar los diseños como en el old school (si no estuvieran, serían tatuajes “full color”, no nueva escuela).

Biomecánico

Cuando Alien, la película de Ridley Scott de 1979 llegó a los cines, la gente quedó fascinada con su estética. De hecho, el diseño de alien movió tanto el piso que inspiró una nueva forma de tatuaje: biomecánico. Los tatuadores crean imágenes que combinan anatomía real humana con maquinaria que funciona adentro del cuerpo, en una cruza entre la tecnología y la naturaleza: la fusión de pistones metálicos con tendones y músculos.