fbpx

Septiembre y en general los meses de otoño e invierno son un buen mes para hacerte un tatuaje, es importante tomar en cuenta el instante del año en el que lo hacemos y nuestras circunstancias personales.

En verano llegan las vacaciones, por lo tanto, muchas personas acudirán a las playas en la cual estarán expuestos al calor extremo protectores solares, cremas, sudores, por esta razón pueden poner en peligro un tatuaje recién hecho ya que las primeras semanas y días es el momento que mas cuidados necesita nuestra piel; de esta manera se ve que esta época no es ideal para tatuarse.

Otro punto es buscar a un buen tatuador preguntando a tus amigos o conocidos que ya se hayan tatuado, ellos tendrán un tatuador de confianza y de la misma manera informándote si tienen trabajos ya hechos con sus respectivos resultados; las redes sociales son un buen lugar para ver nuevos tatuadores y sus obras de arte.

En fin, puedes visitar varios estudios de tatuajes y decidirte por alguien que te genere confianza, además que cumpla con todas las normas de higiene, seguridad y que posea su permiso necesario para realizarlo.

Ten en cuenta que un tatuaje es para siempre por lo tanto debes tomarte el tiempo necesario para pensar el lugar exacto, posición del tatuaje, tamaño, color, diseño del mismo, si tienes algunas dudas puedes hablar con tu tatuador para que te ayude esclareciéndolas y aporte ideas por la experiencia que tenga.

Si quieres tener un tatuaje único, pues deberías llevar tu propio diseño para que la persona profesional pueda modificarla a tu gusto y hacer algunos retoques, de esta manera tu tatuaje será netamente original.

Llega el momento de elegir en qué parte del cuerpo se va a realizar un tatuaje, sabiendo que no todas las partes del cuerpo tienen una resistencia alta al dolor, de tal manera que, una vez realizado el tatuaje, debes acudir al cuidado, evitando el posible roce con cualquier objeto al menos en los primeros días, lavar con jabón y aplicar crema cicatrizante cubriendo por completo el diseño, si realizas los cuidados necesarios hay la posibilidad de evitar problemas futuros.

También es recomendable dejar de hacer deporte mientras dura el proceso, debido a que el sudor puede afectar las heridas e interfiera el proceso de cicatrización.

Un tatuaje puede funcionar como las estrías por este motivo hay que cuidarse de las subidas y bajadas bruscas de peso, porque la piel quedará flácida afectando la apariencia del mismo.

En cuanto al costo, no son baratos, depende del tamaño, el diseño y el artista, debes pagar por todo, es mejor invertir en algo para tenerlo toda la vida a quedar arrepentido; el costo varía dependiendo de los colores que elijas o simplemente hacerlo a negro o gris.

Una vez tomada la decisión simplemente hay que relajarse, dormir como mínimo 8 horas, alimentarse bien para resistir al dolor, no tomar bebidas alcohólicas por lo menos un día antes, esto hará que sangres menos, y tomar en cuenta la temporada ideal para realizártelo.