fbpx
+34 912 97 88 15 info@thedogink.com

La sensibilidad que tiene la piel hacia los pigmentos utilizados para el tatuaje, es un factor importante que evitará daños a la salud.

En la antigüedad se utilizaba hollín, y carbón vegetal para dejar las marcas permanentes en la piel, hoy en la actualidad existe una gran variedad de tintas; los primeros tatuajes se encontraron en la momia humana Ötzi, este tatuaje fue hecho con cortes en la piel y después frotado carbón en la herida y así dejar líneas marcadas a lo largo de su cuerpo. Otro método para hacerlo era picando la piel con un hueso o ramas afiladas para después inyectar el pigmento.

La tinta que se emplea para realizar tatuajes, podría ser mucho más peligrosa de lo que se puede imaginar

Hace algunos años las tintas para tatuajes tenían metales pesados tóxicos para la salud como el mercurio y el plomo, esto implicaba un riesgo de sufrir intoxicación.

En la actualidad los riesgos de infecciones por el desarrollo de colorantes vegetales y acrílicos es menor.

Inés Schreiver investigadora del Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos, también afirma que la composición química de la tinta empleada en los tatuajes puede contener impurezas que contiene metales pesados como el níquel, cromo, manganeso o cobalto; el dióxido de titanio que se utiliza en el color blanco para dar efectos de brillos y sombras produce un retraso en la cicatrización, inflamación de la piel y comezón; este compuesto químico también se utiliza en la industria alimenticia, pinturas y protectores solares.

El color mas popular que se aplica en los tatuajes es el negro, que se compone de hidrocarburos aromáticos policíclicos, los cuales producen cáncer.

Benjamín Ruiz, investigador de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de México (UNAM), manifestó que algunas tintas contienen minerales, por ejemplo: el cromato de plomo se encuentra presente en los colores amarillos, el oxido de cromo en los verdes, sulfuro de mercurio y óxido férrico en los tonos rojos, y en los tonos azules el cobalto.

Los componentes que utilizan para elaborar las tintas deben tener un control estricto, y respetar las partes por millón de sustancia que se debe añadir por litro de tinta, de no cumplir con esto, puede ocasionar reacciones alérgicas o intoxicación.

Las alergias ocurren horas o días después de haberse realizado, empezando por erupciones cutáneas hasta quemaduras; este daño depende de la sensibilidad de la piel de cada persona; al presentarse una reacción se la puede tratar con corticoides y en casos más severos se recurre a remover el tatuaje por medio de láser (este proceso no elimina el problema); y también de manera quirúrgica.

El color rojo es el pigmento responsable de un 80% de reacciones adversas, es decir, es un pigmento que más reacciones adversas presenta en los tatuajes.

Esto dependerá de algunos factores como la experiencia que tiene el tatuador, las condiciones higiénicas y los cuidados posteriores; el área de los tatuajes puede presentar ciertas complicaciones que pueden ser causantes de inflamaciones cutáneas, aparición de tumores benigno y malignos.

Antes de realizarse un tatuaje se debe hacer una prueba de sensibilidad con los pigmentos para ver si se desarrollan alergias.

Visita nuestra página de facebook.
Si quieres un tatuaje puedes reservar una cita desde aquí