fbpx

El origen de los tatuajes con henna no se conoce con exactitud, sin embargo, la tradición remonta hasta el antiguo Egipto, los egipcios utilizaban como medicina para infecciones e inflamaciones, como cura para mordeduras de serpientes y escorpiones y también para pintar las uñas de las momias antes de ser enterradas, además se conoce que Cleopatra utilizaba para adornar su cuerpo.

Cada cultura tiene su diferente significado de los tatuajes que se realizaban con henna en los pies y manos, eran para celebraciones y ritos como: nacimientos, compromisos matrimoniales, bodas, festivales, y fiestas religiosas; en los hindúes las novias siempre se pintan para simbolizar diferentes bienes y virtudes, por ejemplo, las flores que simbolizan la alegría y la felicidad, los brotes de flores es el comienzo de una nueva vida, el loto representa belleza, feminidad y pureza, pavo real que igualmente significa belleza.

Los marroquíes utilizan para protegerse del mal de ojo porque la planta tiene poderes positivos, además la henna es utilizada en los países musulmanes e hindúes como cosméticos.

La palabra  “henna” proviene del árabe, es un pigmento natural rojizo que se obtiene de las hojas y ramas secas machacadas, de un pequeño arbusto con flores llamada Lawsonia inermes, se encuentra en Asia y África; para realizar estos tatuajes, la pasta de henna se aplica directamente en la piel con la ayuda de un pincel, el tiempo que se demoran en un tatuaje del tamaño de la palma de la mano es de 5 a 8 minutos, dependiendo de la complejidad y experiencia del tatuador, suelen secarse en pocos minutos y tienen una duración de dos semanas a un mes.

Seguidamente se rocía el tatuaje con una mezcla de jugo de limón y azúcar para tener una mejor apariencia del color y una mejor adherencia en la piel; estos tatuajes son muy seguros y raramente producen reacciones desfavorables.

En absoluto no provocan dolor, debido a que en estos tatuajes no se inyecta tinta por debajo de la piel, son hechos sobre la misma; el polvo de la henna siempre tiene que ser de color verde.

La henna jamás es negra, por lo tanto, para obtener este color adhieren parafenilendiamina (PPD) que es un compuesto orgánico utilizado como tinte industrial de cabellos la misma que puede ocasionar reacciones alérgicas en una sola aplicación, pues llevan una concentración elevada de (PPD).

En cuanto al costo no hay precio fijo, depende de la complejidad y tamaño del tatuaje, todo depende al tiempo que se tarde en realizarlo; un tatuaje simple puede ir de 20 euros hasta un complejo que puede llegar a los 250 euros usualmente se da en los diseños elaborados para las novias.

Como se mencionó anteriormente sobre la duración del tatuaje, en el caso que ya no te guste y deseas eliminarlo antes, la forma más sencilla es lavarla con agua tibia o caliente y jabón sin perjudicar la piel, una vez realizado este procedimiento debe aplicarse un simple gel de ducha exfoliante y frotarlo con una esponja de baño.