fbpx

Los tatuajes han tomado popularidad entre la juventud en los últimos 30 años, sin embargo, datan desde hace más de 100 años. Los tatuajes siempre han llamado la atención de chicos y grandes, pero cada vez son más inusuales los lugares, ahora hasta en el paladar.

Los tatuajes en el paladar es una nueva tendencia originada en Europa, el cual consiste en tatuar el techo de la cavidad oral o paladar con un dibujo simple y divertido, las personas atrevidas suelen elegir diseños picantes, frases y símbolos obscenos.

El representante de estos tatuajes es Indy Voet, un tatuador belga que se caracteriza por sus diseños extravagantes en lugares poco convencionales. Muchos clientes se acercan a el para tatuarse las encías, sienes, pezones, orejas, párpados, penes, labios vaginales y, por supuesto el paladar.

Otro de los artistas que tatúan paladares es el joven Matteo Masini, quien asegura que este tipo de tatuajes no son dolorosos, todo depende del diseño que se vaya a realizar y el tipo de boca, el tiempo que se demora en realizarlo es de 20 minutos o menos. Hasta el momento ha realizado diez tatuajes en la boca durante sus seis años de carrera.

Importancia de los tatuajes en el paladar

Estos tatuajes deben realizarse mediante handpoke, que es una técnica en la que solo se utiliza tinta y una aguja que se empuja manualmente, debido a que el espacio de la boca es muy reducido, por lo que tanto para el tatuador como para la persona que se realiza el tatuaje es más cómoda esta técnica. Lo que resulta incómodo es mantener la boca abierta; en lo que respecta a la curación del tatuaje, es igual a cualquier otro tatuaje o perforación de la cavidad bucal, la saliva es quien se encarga de cicatrizar la piel maltratada, suele producirse hinchazón, comezón y sangrado; algunas recomendaciones son: mantener una buena higiene bucal, no fumar, no ingerir alcohol, alimentos picantes o muy ácidos durante un par de días.

Los tatuajes en el paladar se caracterizan por ser minimalistas y monocromáticos, como el espacio es muy pequeño no se puede aspirar diseños muy complicados o detallados, además, son discretos, la única forma de exhibirlos es al abrir la boca y mostrar el paladar.

Esta práctica no es muy común, es un poco riesgosa ya que la tinta se degrada mucho más rápido que la de los tatuajes que están sobre la piel, pero da mucho de que hablar en las visitas al odontólogo y fiestas. Hay tatuadores que lo consideran temporales, lo que se recomienda es que el cliente pase por una revisión del dentista antes de realizarlo, para descartar o seguir con el procedimiento.

Se considera un tipo de arte bastante seguro, sin embargo, pueden surgir complicaciones al tratarse de una zona sensible, sobre todo si no hay una higiene correcta del paladar o si este tiene una forma más irregular de lo habitual.

En lo que se refiere a costos, los tatuadores suelen cobrar a partir de 60 euros por un dibujito ahí dentro.

No te olvides de visitar nuestra página de facebook

Puedes hacer la reserva de tu tatuaje aquí

Hablar
1
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a The Dog Ink 👋

¿Te podemos ayudar en algo?