fbpx

En la actualidad Lucky Diamond Rick cuyo verdadero nombre es Gregory Paul McLaren, es la persona más tatuada del mundo, este récord lo ganó al hombre leopardo, el 100% de su cuerpo está cubierto de tatuajes incluyendo, párpados, orejas, boca, prepucio, encías y debajo de sus pies, es decir cada rincón de su cuerpo está cubierto por varias capas de tinta, desde el 2006 obtuvo su certificación como la persona más tatuada.

Sus tatuajes fueron realizados en 45 ciudades por 136 artistas de diferentes países, además se dice que pasó más de 1000 horas en estudios para transformar todo su cuerpo, la mayoría de sus tatuajes son de color negro, por lo tanto, ha decidido rediseñar su cuerpo con diseños de tinta blanca y por encima de esos diseños blancos otros de color que resalten su apariencia, por esta razón, Guinness World Records afirma que tiene el 200% de su cuerpo tatuado; también se ha hecho perforaciones y expansiones en las orejas y posee dentadura metálica con incrustaciones de diamantes.

Este hombre tiene 49 años de edad, nació en 1971 en Nueva Zelanda, su pasión por los tatuajes empezó desde muy joven, cuando tenía 6 años se cubría el cuerpo con tatuajes temporales que se encuentran en las envolturas de chicles y al leer sobre hombres y mujeres más tatuados se interesó e hizo su primer tatuaje que fue un pequeño juego de malabarismo en su cadera, lo realizó ahí con el fin de esconderlo de su madre, lo realizó a los 16 años de edad mientras viajaba con el circo en Australia y cuando perdió su virginidad con una prostituta, el cual le dio entera confianza en sí mismo para continuar con más; a los 28 años obtuvo su primer tatuaje de cuerpo completo, dice tener el tatuaje más grande del planeta.

En una de sus entrevistas asegura que su obsesión por los tatuajes terminará cuando él haya muerto, entre su historia se encuentra que Lucky cuando era niño perdió una de sus paletas dejando a su madre y amigos sorprendidos por tal hecho, incluso se puede decir que desde ahí empezó su transformación.

A parte de su afición por los tatuajes, Lucky es un excelente artista, trabajando en numerosos festivales como malabarista, uniciclista y tragasable (artista que realiza espectáculos de introducirse objetos cortantes por la boca como espadas y cuchillos), también participa en películas como “Hell City (2013)” o “Schöne Schmerxen Der Tattooreport (2011)”

En la actualidad Lucky vive de las distintas presentaciones artísticas, demostrando ser un verdadero showman (presentador o animador de un espectáculo) que entretiene a las multitudes, se dedica a tatuar a algunas personas, con la experiencia que tiene no es extraño que haya adquirido buenas técnicas.

En cuanto al costo de sus tatuajes Lucky Diamond expresa lo siguiente: que no le ha costado absolutamente nada, debido a que el dinero que recibió ha llegado puramente a través de su expresión artística y luego es simplemente reciclado, devuelto a otro artista para su exposición, simplemente termina devolviendo lo que le han prestado. Tenemos un claro ejemplo de cómo un tatuaje puede transformar tu vida.