fbpx

Quién no ha  parado en algún momento de su vida a contemplar un tatuaje no sabe lo que es bueno,  el mundo de los tatuajes es sin lugar a dudas un arte que bien vale la pena conocer, cabe hacerse la pregunta ¿Te gustan los tatuajes? Aquí su historia.  

Hablar de los tatuajes no es una moda, por el contrario forma parte de una cultura milenaria que ha sido practicada por diversas culturas y que en alguna oportunidad no era muy bien vista por la iglesia católica, no ha dejado de ser tema en la actualidad.

Una breve historia

Este arte se constituía como una práctica que se solía usar en algunas culturas, tanto así que existen vestigios de un cazador que se encontraba congelado,  perteneciente al periodo neolítico que data de hace 5300 años aproximadamente y el cual le encontraron tatuajes en su cuerpo, para ser un poco más especifico, en su espalda y rodillas tenia realizados tatuajes. 

Años más tarde encontraron otro hallazgo en los que los científicos aseveraron gracias a diversos estudios  un hombre que tenía un tatuaje en su hombro y que tenia aproximadamente 2500 años de antigüedad. 

En Egipto también se tienen vestigios de tatuajes en  momias, en especial una con nombre Amunet la cual era una sacerdotisa de la diosa de Hathor, en la cual se le observo mediante estudio, varias puntos y líneas tatuadas en su zona pélvica, punto que da a entender que solo las sacerdotisas de la época podían realizarse los tatuajes, ya que esta no fue la única que se le encontraron marcas en su cuerpo. 

Pasándonos para el oriente se puede observar que el tatuaje también comenzó a notarse incluso 1000 años antes de Cristo, cuando en la mafia japonesa de los Yakuza usaban los tatuajes como una manera de expresar valentía y gallardía a la mafia. 

Por su parte en los estados unidos de Norteamérica era un mito simbólico en la cual se le daba un toque místico y religioso, en America central en especial los aztecas se tatuaban en su cuerpo imágenes de dioses, los cuales no distinguían edad ni sexo, ya que incluso mujeres y niños se hacían tatuajes en honor a su tradición. 

E incluso se puede hacer mención que muchos los comenzaron a ver como forma de  castigos para aquellos que se atrevían a realizar algo en contra de las costumbres, ellos lo llamaban sacrilegio, es por ello que muchos médicos romanos se vieron en la necesidad de removerlos de la piel. 

Tiempo luego se vio un renacimiento del tatuaje, en la que los expedicionarios ingleses aprendieron a realizar los tatuajes en Polinesia y eran realizado a los marineros, poco a poco se fue extendiendo la tradición, en la cual todas las personas con poco recursos se hacían tatuajes, incluso delincuentes. 

Por el año 1960 gracias a los hippie se empezaron a realizar tatuajes un poco más creativos, de ahí en adelante empezó el auge en cuanto a este maravilloso arte y que en la actualidad se ha posicionado cada día más en el mercado.